jueves, 3 de febrero de 2011

La poderosa fuerza del destino.



Algo más fuerte que la voluntad
detuvo mi marcha en el camino,
tal cual una barrera que se acciona
por la poderosa fuerza del destino.

Algo que me apartó de la pena
y me puso como estigma una sonrisa;
un hechizo de luz, un arrebato,
una flecha que atravesó mi vida.

Sueños que vagan por mi mente,
que se baten con pasadas amarguras.
Ilusiones dulces, sinceras y virtuosas,
capaces de colmarme de venturas.

Deseo oculto de mis pensamientos,
caricias que mitigan un corazón herido.
Chispa vibrante que despierta su núcleo
que retoma el ritmo de su normal latido.

-------------------------------------------------
Autor: Jorge Horacio Richino Verdaguer

Todos los derechos reservados.
-------------------------------------------------

Poema publicado simultáneamente en:

-------------------------------------------------